tecnica masaje

Considerado como una terapia de relajación por excelencia, el masaje holístico es una alternativa de la masoterapia que pretende conectar el cuerpo y la mente y de esta manera trabajarlo como una unidad.

Se trata de una serie de técnicas tanto manuales como energéticas que busca alcanzar un equilibrio natural, involucrando el cuerpo, la mente, el espíritu y el alma, trabajando como un todo, pero dándole la importancia que cada uno merece.

¿En qué consiste el masaje holístico?

En griego, “holos” se traduce en entero o completo, por lo que la finalidad del masaje holístico, no es otra más que conectar cuerpo – alma y mente para darle a la persona un poco de claridad mental. Además, permite liberar las tensiones que se han ido acumulando en diversas zonas del cuerpo.

Cada persona que acude a recibirlo es tratada de manera distinta, ya que no existe una especie de terapia única. En realidad, se adapta completamente a las necesidades específicas de cada uno, estableciendo su equilibrio natural.

Beneficios del masaje holístico

Si bien el masaje holístico está recomendado para liberar el estrés y tratar procesos de ansiedad, la realidad es que también ofrece otros beneficios, tales como:

  • Disminución de la presión arterial.
  • Fortalece el sistema inmune.
  • Mejora la movilidad y la flexibilidad.
  • Favorece la concentración.
  • Aumenta los niveles de energía.
  • Alivia la rigidez y tensión muscular.
  • Mejora la elasticidad de la piel.
  • Alivio de la tensión ocular.
  • Disminuye los dolores de cabeza y migrañas.

¿Qué niveles se pueden alcanzar con el masaje holístico?

Durante el masaje holístico, además de liberar la tensión muscular del cuerpo, la idea es poder conectar con las emociones del individuo mediante un profundo proceso de relajación y meditación. Aparte de generar molestias físicas, el estrés también trae graves daños en el área emocional.

Para ello, el terapeuta se centra en los diferentes puntos de energía del paciente. Hace hincapié especialmente en aquellos que resulten más afectados o estén generando mayores molestias, tanto a nivel físico como emocional.

¿Qué lugar ocupa la energía en el masaje holístico?

Podríamos decir que la energía es protagonista en el masaje holístico. Es en los puntos donde esta se concentra a lo largo de la columna vertebral donde más se trabaja. Entre los beneficios post masaje, está que el paciente pueda sentirse más activo.

Hipótesis de los chakras

Los chakras, también son conocidos como puntos energéticos que se encargan del equilibrio de la mente y el cuerpo, creando una especie de conexión.

Según su hipótesis, son siete:

  • Chakra 1. También conocido como chakra raíz, está ubicado en la base de la columna vertebral. Se relaciona con la supervivencia y la vitalidad. Además, está ligado al aparato digestivo.
  • Chakra 2. La dicen el chakra sacral, por debajo del ombligo. Se relaciona con las emociones y los procesos psicológicos, así como la parte sexual y el sistema urinario.
  • Chakra 3. El chakra del plexo solar, sobre el estómago. Este es el de la motivación y el intelecto y se relaciona también con los órganos del aparato digestivo.
  • Chakra 4. Este es el chakra corazón. Se encuentra en el centro del pecho y se relaciona directamente con el amor, el sistema inmune y algunas de las emociones más influyentes como el perdón y la aceptación.
  • Chakra 5. Este es el chakra de la garganta, por lo que está alrededor de la laringe. Se le relaciona con la comunicación, la organización y la sabiduría, además de estar conectado a la voz y el oído.
  • Chakra 6. También le dicen el tercer ojo, ya que está en el entrecejo y se relaciona directamente con el sistema endocrino y nervioso.
  • Chakra 7. El último, pero no menos importante, también le dicen el chakra corona por estar ubicado en la coronilla. Este es el punto de conexión espiritual que conecta la parte física con la emocional y mental, además de estar vinculado al cerebro.

Indicaciones del masaje holístico

Para lograr la liberación del estrés y la conexión cuerpo – mente y espíritu el masaje holístico se realiza en tres fases, acompañado siempre de música y aromaterapia.

Fase 1

El paciente se acostará boca abajo en la camilla. Allí el terapeuta se encargará de identificar las zonas que ocupan mayor tensión, ya que serán estas donde se enfocará mayormente. Durante este proceso de reconocimiento, el paciente ya se va adentrando en una etapa de relajación.

Según el estado emocional, el masajista determinará cual es el aceite adecuado para realizarlo, contribuyendo de gran manera a la relajación y armonización de la terapia. Esta estimulación se hace de manera superficial.

Fase 2

Ahora es momento de actuar en los puntos o canales energéticos del individuo. También conocidos como puntos de reflejo, ya que estos como su nombre lo indica, estas zonas reflejan o hacen referencia a otra área del cuerpo. Generalmente están situados en los pies y las manos.

Localizar estos puntos activa los diferentes sistemas del cuerpo, además que conecta con las emociones del paciente.

Fase 3

Se realiza por medio de los 7 chakras, conectando de manera profunda la mente y el cuerpo mediante los masajes a la comuna vertebral. Es justamente en esta zona donde se centra la mayor energía del cuerpo humano.

Más allá de la aplicación de la fuerza con el masaje, durante esta fase se busca alcanzar un estado de meditación.