La mejor terapia es una sonrisa.